Reparación de grapadoras El Casco

Lo mejor de las máquinas de oficina de El Casco es que además de ser bonitas, efectivas y robustas son muy sencillas de reparar. Su mecanismo interno es relativamente sencillo. Cuando una herramienta está bien diseñada el número de piezas que contiene es reducido y su funcionamiento se entiende con facilidad. Esto es precisamente lo que sucede con las herramientas de El Casco.

¿Cómo reparar las grapadoras o perforadoras?

Lo primero es comprender de forma general cómo funcionan estas herramientas y que piezas son las que más desgaste sufren. Una perforadora de papel tan sólo está formada por una palanca que acciona los punzones. No suelen averiarse y El Casco no tiene repuestos para ellas. Así que pasamos directamente a las grapadoras.

En las grapadoras de El Casco existen los siguientes elementos:

Además de las piezas señaladas también la tornillería sufre desgaste y es frecuente que se rompa. Afortunadamente El Casco vende todas las piezas indicadas incluyendo los tornillos.

Eliminación de atascos

Un problema muy común de estas grapadoras es que se atasquen (no es una verdadera avería). La grapadora incluye el llamado tornillo desatascador que permite bascular el frontal para eliminar el atasco. Si hay polvo, suciedad o grasa es conveniente limpiar todas las guías y aplicar unas gotas de un aceite para piezas móviles (tipo máquina de coser). Ojo, aplicar muy poca cantidad, en aquellas partes móviles y secar con papel el exceso. Un exceso de aceite favorece la acumulación de polvo y esto pueden ocasionar otro atasco.

¿Cómo averiguar que pieza está dañada?

Si el problema no se debe a un atasco entonces pasamos a la segunda opción: piezas rotas. En el caso de aquellas piezas que son visibles de forma directa será muy obvio. Por ejemplo los tornillos y muelles exteriores. Cuando lo que falla es el mecanismo interno lo mejor es desmontarlo.

A continuación se muestra el despiece de una grapadora El Casco. En la base están el mártir o sufridera y el resorte de retroceso (el que recupera la posición del cuerpo de la grapadora). Determinar si estas piezas tienen problemas y su sustitución no presenta la menor dificultad. Ademas son piezas que hay que pedir expresamente a El Casco ya que no están disponibles en su tienda online. Y no suelen estropearse. Las piezas más delicadas de la grapadora son la cuchilla y el empujador de grapas (que si están disponibles para el envío inmediato).

Despiece de grapadora El Casco

La cuchilla

En la imagen se muestra el aspecto que tiene una cuchilla de grapadora de sobremesa en buen estado. La cuchilla debe estar íntegra y no presentar daños. Si está partida o doblada es necesario reemplazarla por una nueva. Para llegar a la cuchilla lo mejor es desmontar el tornillo del pulsador (el de mayor tamaño y que se puede hacer de forma manual ya que tiene moleteado) y los cuatro tornillos más pequeños que se observan en el frontal.

 Cuchilla de grapadora

El empujador

El problema con los empujadores es que es fácil perderlos. Su instalación no tiene misterio. Sólo hay que ensamblarlos con el resorte por medio de la pieza moleteada e introducirlo en el canal.

Empujador

Otras piezas

El Casco vende casi todas las piezas de repuesto para la grapadora. Con excepción de la estructura. Es decir la base, las dos piezas del cuerpo superior y el chasis del frontal no están disponibles. Todas las demás sí. Además de las dos piezas indicadas que son las que más se reemplazan también se suelen necesitar los tornillos (se doblan o se pierden) y los muelles (porque pierden sus prestaciones).

Sólo es necesario obtener el despiece concreto de la grapadora en la web de El Casco, identificar el número de pieza y contactar con la empresa para solicitar el recamibo.

social