¿Cómo se fabrican las grapas?

Publicado: jue 04 abril 2019 en general

Las grapas de oficina se fabrican a partir de alambre de acero bañado en zinc o en cobre para evitar la corrosión. Para su elaboración industrial se agrupan varios hilos de alambre y se encolan entre sí con un adhesivo. Después, se cortan a la medidad deseada y se doblan para obtener la forma definitiva de la grapa. Las tiras de grapas—también llamados peines de grapas—pueden estar formadas por diferente número de unidades según la marca, el modelo de grapa y el país de fabricación. En España, las grapas más utilizados son las 24/6 de 50 grapas.

Tamaño de las grapas

El tamaño de las grapas queda determinado por dos cifras. La primera de ellas indica el diámetro del alambre de acero utilizado para producir la grapa. Los calibres más comunes son el 26 AWG (0.405 mm) y el 24 AWG (0.511). El segundo número representa la longitud de la grapa y es el que establece el grosor máximo de los documentos a grapar. La longitud más utilizada es la de seis milímetros.

Medidas de las grapas

Con una grapa 24/6—alambre de 0.511 mm y 6 mm de pata—se pueden grapar aproximadamente entre 15 y 35 hojas.

Otros tipos de grapas

Además de las grapas convencionales de alambre de acero al carbono existen otros tipos de grapas. Las grapas para grapadoras industriales se fabrican con aleaciones de acero reforzado con elementos como el boro el niquel o el cromo (acero inoxidable). Este material es más duro que el acero convencional, algo fundamental para que la grapa sea capaz de atravesar gruesos volúmenes de papel.

Por último, las grapas omega se utilizan para grapar cuadernillos y facilitar su archivo en carpetas de anillas. En una grapa omega la corona no es recta: del punto central sale una semicircunferencia que se utiliza para el archivo del dossier.

Grapadora El Casco M-40